Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos - Plan General - M.I. Ayuntamiento de Biar
 Ficha nº MO-005 - Torre, muralla y anexos de la Torreta
Croquis situación
Fotografía 1
Fotografía 2
Identificación del Inmueble
Denominación: Torre, muralla y anexos de la Torreta
Situación: Calle Torreta, esquina Calle Jesús y esquina Calle San Roque
Cronología: Siglos XII-XIII y XVII-XVIII
Adscripción Cultural: Medieval (Genérico) / Moderno / Contemporáneo
Descripción:
La denominada "Torreta" es la única de las torres que perdura de la muralla que bordeaba a la villa murada, anterior a la ampliación del siglo XVIII. Junto a ella está el denominao "Arco de Jesús", una de las antiguas puertas de la villa. Se trata de un conjunto de alto valor histórico, formado por la muralla como elementos principal y la Torre anexa a la puerta de Jesús, cuya imagen está altamente deteriorada por intentos de restauración desafortunados, en concreto en el propio Arco de Jesús. Junto a la Torre aparecen sendas edificaciones a ambos lados, edificios de mayor o menor antigüedad, pero sobre todo el Nº 20, posiblemente originario del siglo XVII. Estos edificios en cualquier caso aminoran el valor de la propia Torre como elemento emergente e igualmente ambos edificios ocultan la muralla que no es visible. El conjunto de edificios y Torre formaba un única vivienda de unos 75 metros cuadrados de planta, con unos 16 metros de fachada y unos 5 metros de profundidad, compuesto por planta baja más tres plantas, donde destaca la Torre, con 12,90 metros de altura. Los huecos de fachada son numerosos, todos ellos a excepción de la puerta de entrada y de una ventana superior, son ventanas cuadradas inscritas en un vano acabado superiormente con un arco de medio punto. Respecto a la muralla, el paño del muro existente entre la torre y el arco, presenta un buen estado de conservación, que se observa también en los paños vistos de muralla que quedan en el interior de los cuerpos adosados, en particular el edificio de la derecha de la Torre, sobre el que podemos ver las huellas de los antiguos merlones y la coronación del muro. La Torre es un cubo de la muralla medieval que rodeó a la villa, siguiendo una construcción alternante de cortinas de tramos rectos con los cubos prismáticos adosados a la cara externa. La estructura de ambos, muro y torre es de tapial. La Torre es una estructura de planta cuadrada, con unos 4 metros de fachada y unos 5 metros de profundidad, con tres muros portantes que cierran su geometría, más la propia línea de muralla, la cual desaparece en el nivel principal (el segundo actual), para reaparecer en el nivel superior y volver a desaparacer en la planta de cubierta original (cuarto nivel actual). La Torre en la actualidad incluye tres niveles más la planta bajo cubierta, con alteraciones importantes en su sección, número de plantas, en la cubierta y sobre todo en los accesos a la misma. En origen posiblemente la torre no tenía la planta actual, la cual se puede haber excavado sobre la roca virgen hasta conseguir esta planta que ahora vemos y cuyo forjado nuevo nos sitúa en tiempos distintos que en el resto de las plantas. Excavación que también se hizo posiblemente por el exterior de la Torre, por la actual Calle Torreta, para darle planeidad a la calle y configurar los niveles actuales. De este modo quedaron los restos de la roca y su nivel original incrustados en las propias fábricas de la Torre, donde se ven los estratos de piedra de manera inclinada bajando de derecha a izquierda, unidos a las nivelaciones para construir los muros de tapial. Si aceptamos esta hipótesis la Torre tenía un nivel menos en origen y su acceso era a través de la casa del cuerpo de Guardia de la Puerta de Jesús, situada posiblemente a la derecha de la propia puerta, donde en la actualidad se observa un arco de unión entre ambos edificios. El remate de la Torre se encuentra parcialmente alterado, bien mediante recrecido o bien por la eliminación de una parte de las últimas tongadas de tapial. Los muros exteriores son de tapial, actualmente enlucidos y pintados. Su utilización actual como almacenes, incluso cubierto con teja una parte y los huecos abiertos distorsionan bastante la imagen. La fachada de la Torre ha perdido las antiguas aspilleras y las ha sustituido por estrechos vanos acabados en arcos de medio punto, sin quedar en la actualidad rastro de los antiguos huecos, salvo un ventanuco interno original, que abre sobre la muralla en la fachada izquierda de la Torre. Los forjados se disponen alternativamente en paralelo y perpendicular a la calle y se construyen con vigas de gran escuadría y revoltones cortos, salvo en la planta de cubierta construidos por troncos sin desbastar, mientras que el techo de la planta baja es también de vigas de madera, pero en este caso es de factura moderna y de sección muy débil. Los edificios anexos, el Nº 20 y el Nº 18 de la Calle Torreta, se levantan a ambos lados de la Torre, y como se ha indicado aminoran en parte el valor de la Torre como elemento emergente y vinculado a la muralla que ambos edificios ocultan, pero constituyen en la actualidad una unidad de habitación sin uso. El edificio de la Calle Torreta Nº 20, situado a la izquierda de la Torre y entre ésta y el Arco de Jesús, consta de un único cuerpo de construcción de unos 5 metros de profundidad y unos 5 metros de fachada, con un forjado de vigas de madera, direccional en el sentido paralelo a la calle en planta baja y en sentido contrario en las plantas superiores. Consta de tres niveles, una planta baja con acceso directo desde la calle, con una puerta amplia y de factura moderna. La planta superior, a nivel de la planta principal de la Torre, es la planta noble del edificio, unida espacialmente a la Torre, desde la que se accede por una puerta abocada, propia de las arquitecturas anónimas de mediados del siglo XVIII. Una tercera planta bajo cubierta con acceso desde la planta correspondiente a su nivel en la Torre completa el edificio que se cubre con una cubierta de teja curva vertiente a la calle, con vigas que descansan sobre la propia línea de carga de la muralla por encima de la línea de merlones, los cuales se distinguen perfectamente en el interior del paramento de esta estancia. El edificio Nº 18, situado a la derecha de la Torre, presenta una fachada de unos 7 metros de longitud y una profundidad de unos 5 metros, tiene menos valor arquitectónico, pero participa de la Torre en la construcción del cuerpo basamental de la misma, no habiendo sepración entre ambas fábricas a nivel de la altura de la actual planta baja, posiblemente por haber variado sustancialmente en el tiempo el plano de apoyo de la propia Torre, que se ha bajado aproximadamente 1,50 metros de altura rebajando la roca de apoyo de la misma zona de la calle y en el interior de la edificación. Y a ello se sumaría el cuerpo de mampostería sobre el que se construye el muro de tapial que construye la Torre. Algunos de los muros que constituyen este edificio pertenecen al sistema de la muralla. Este inmueble ha sido ocupado como vivienda hasta hace unos años, estando deshabilitada en la actualidad, pero su estado actual es muy precario. (Descripción del conjunto, Miguel del Rey Aynat, Arquitecto (Proyecto de Restauración y rehabilitación de la torre y lienzo de muralla del arco de Jesús)
Entorno:Zona limítrofe de la villa murada, de calles estrechas y empinadas y las perpendiculares concéntricas al castillo, con el ensanche del siglo XVIII, donde la trama cambia y pasa a ser de grandes manzanas debido a la existencia de jardines y traseros.
Régimen de ocupación y uso
Ocupación:
Uso Actual: Almacén
Uso Propuesto: Cultural
Nivel de Protección
G1: Monumental y Arqueológico
Valor:  Histórico / Arqueológico
Tipo de Protección
Clase: BIC - Bien de Interés Cultural
Categoría: Monumento
Elementos y Prescripciones Particulares
Intervenciones Autorizables: Restauración y Rehabilitación.
Entorno de Afección: C/ Torreta nº 14,16, 16A - C/ Jesús nº 13,16
Actualizaciones Realizadas: Abundantes que distorsionan su carácter de Torre.
Estado de Conservación: Mala.
Elementos Singulares:
Observaciones: Se deberá intervenir de manera urgente, a partir del Proyecto redactado por D. Miguel del Rey se ha podido constatar la existencia de patologías estructurales en la Torre.